jueves, 1 de diciembre de 2016

La otra mirada: "La espera", por Manuel Mata

La desolación y la frialdad ambiental de la sala-quirófano lo dice todo.
 
Estamos en el hospital de un país de la antigua órbita soviética. El equipo médico lo forman dos personas: un cirujano y su ayudante, que a la vez hace funciones de anestesiólogo, instrumentista y supervisor. Un tándem sin relevos, sin asesores detrás de los cristales, agotados tras nueve horas ininterrumpidas de intervención. Ahora sólo cabe esperar.


El enfermero, exhausto, dormita en un rincón, en una posición que cualquier experto desaconsejaría. El médico, gafas en mano, fija su mirada en la pared controlando el monitor de signos vitales, la bomba de infusión o el aspirador, y aguarda, con la paciencia de un sabio, con la vocación de un sacerdote, en una mezcla muy rara de serenidad y abatimiento, la respuesta de Dios.

Ahora sólo cabe esperar.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Entre tanto rollo político, un poquito de sensibilidad humana no viene mal.
Gracias Manolo.

Llámame Moisés dijo...

Esa foto es conocida en internet, de hace ya tiempo, y por lo que he podido leer, siempre mencionaban que fue después de 23 horas de operación a corazón abierto ¿Dónde fue? Lo desconozco, pero he de decir que el problema de los turnos de guardias eternas que sufren los cirujanos, no es exclusivo de un país del entorno soviético. Léanse los blog de cirujanos en España. ¿A quién le gustaría que le operase un médico que lleva 32 horas en pie?
Gonzalo Polo

Anónimo dijo...

La sanidad andaluza está en guerra por la mala gestión socialista, con manifestaciones por toda Andalucía, los médicos están abatidos por esas políticas.

Anónimo dijo...

Extraordinario doctor que está poniendo entre las cuerdas la administración socialista andaluza por los recortes en sanidad:
https://www.google.es/amp/www.elconfidencial.com/amp/espana/andalucia/2016-10-22/spiriman-jesus-candel-granada-marea-blanca-amenaza-susana-diaz-junta-andalucia_1278237/?client=ms-android-sonymobile

Anónimo dijo...

Soy celador y no creo que un médico aguante 23 horas fe operación sin descansar. De todas maneras qué más da 9 que 23 o creamos una polémica y llegamos a los 40 comentarios sobre eso.

Maria Andrea dijo...

Los logros conseguidos en sanidad pública, se evaporan ante la mirada hipnótica de los ciudadanos,la falta de conciencia de que todo hay que pelearlo, de que nada es regalado les está favoreciento a destruir tan preciado bien común. Afortunadamente, tenemos el ejemplo de Granada,ciudad que se está movilizando con el doctor Jesús Candel a la cabeza y demostrando que cuando los ciudadanos dicen, basta ya!, los gobernantes dejan de mirarse el ombligo.