martes, 6 de agosto de 2019

"Carta de la chica de la camisa blanca", por Manuel Mata

-- 
Relato relacionado: "La chica de la camisa blanca"
--
CARTA DE LA CHICA DE LA CAMISA BLANCA
 
Santa Coloma de Gramanet  3 de agosto de 2019.


Sr. Mata Pacheco:

Me tomo la libertad de escribirle esta carta aun sin conocernos. El sobre va dirigido a su nombre en Jimena de la Frontera, Cádiz, sin dirección. Espero que los empleados de Correos se la hagan llegar sin dificultad pues supongo que es usted persona conocida.
 
Soy la chica de la camisa blanca que usted cuenta en Buceite.com. Aquello ocurrió el último día de la feria de agosto de 1.989. Hoy tengo 51 años, y en algún cajón secreto de mi memoria guardo detalles confusos y desordenados de aquella madrugada.

Recuerdo que subimos la calle San Sebastián y después Consuelo hasta el hostal Anón. Recuerdo que dormimos abrazados, pero no recuerdo si hicimos el amor. Creo que no.
 
A la mañana siguiente, cuando desperté, él ya no estaba. Supuse que había bajado al recinto ferial a desmontar la caseta y retirar neveras y mostradores. Yo me duché y me fui a mi casa.
 
Un tiempo después hice las paces con mi novio. Nos casamos, tuvimos dos hijos y a los ocho años nos separamos.
 
Y me vine aquí, muy lejos de mi tierra, en busca de un nuevo principio, de una existencia diferente. No fue fácil, pero tampoco imposible, pues la vida, al fin y al cabo, es lo que tú quieras hacer con tu vida. Tengo un buen trabajo, mis hijos estudiaron una carrera, dispongo libremente de mi tiempo, de mi espacio, de mi cuerpo, pero, a veces, cuando el sueño se niega a apoderarse de mi subconsciente, me acuerdo de aquella noche. Y de él. El hombre que me trató de la forma más dulce que jamás otro lo hizo.
 
Yo tampoco supe su nombre, ni de dónde era, ni adónde iba.
 
Cuando murieron mis padres, vendimos la casa y desde entonces he vuelto al pueblo muy pocas veces: En Navidad, algún entierro y dos veces en feria de agosto. Y en ambas, me he pasado las horas con una camisa blanca apoyada en la barra de la caseta, esperando. Se acercaban hombres ofreciéndose a llenar mi vaso, pero ninguno era él.
 
Le agradecería que publicara esta carta en su blog Buceite. Y ya que las cosas han venido así, quiero darle una oportunidad al destino. Este año iré a la feria de agosto.

Estaré el domingo en la caseta con una blusa blanca y, si aparece, le invitaré a pasar la noche en el Anón para, definitivamente, salir de dudas sobre cuántos botones de mi camisa se pueden desabrochar.

30 comentarios:

Jimenato por un rato dijo...

Ahora ¿qué tiene que escribir aquel borde y conocido comentarista que buscaba de nuevo un protagonismo que no le corresponde?
Gonzalo Polo

Anónimo dijo...

Pero esto que es.
Me tiene confundida.
No era un relato fruto de la imaginación de Mata.

Anónimo dijo...

Me emociono con cualquier cosa. Me se han saltado las lágrimas

Anónimo dijo...

La carta también imaginada??? Jeje, qué ingenio Sr. Mata!

Anónimo dijo...

¿qué tiene que escribir aquel borde y conocido comentarista que buscaba de nuevo un protagonismo que no le corresponde?


Escribiría una canción popular a un mentiroso.

Pinocho fue a pescar al río Guadalquivir, se le cayó la caña y pescó con la nariz. Cuando llegó a su casa, nadie lo conocía, tenía la nariz más grande que un tranvía.

Anónimo dijo...

Señora de las 4,28 pm:
En literatura también se trata de eso desde que se inventó la novela.
Tal recurso está ya en El Quijote, que no es relato directo de Cervantes, sino de un buscador de libros viejos en el Toledo del siglo XVI, llamado Hamete Benengeli, y después en miles de casos.
Es una bendición que tantos escritores hayan entendido que de lo que se trata es de contar una historia, la que sea, metiéndonos de lleno en ella desde el primer párrafo y haciendo, a base de pura técnica, que nos creamos hasta lo más inverosimil.
Un saludos a todos.
Joaco.

Anónimo dijo...

Don Manuel, estás jugando con fuego. Por menos he visto algunos con las maletas en la puerta. A los viejos sin dinero, cuando nos ponen las maletas en la puerta nos queda solo el asilo.

Anónimo dijo...

Cuánto de fantasía, imaginación para la creación, realidad vivida o quimeras de nuestra mente? Me gustaría ampliación.

Anónimo dijo...

en este blo ahy mucho pinocho anónimo.

Anónimo dijo...

Solidaridad con esta Mujer el Domingo de ferias camisa blanca.

Anónimo dijo...

Desconocemos la costumbre que tienen la gente de Madrid, pero en Jimena cuando uno se va cabreado, dando un portazo e insultando, y al paso dos días se le va el cabreo y descubre que no es nadie sin buceite y vuelve. Lo primero que hacemos es reconocer que nos hemos equivocado y pedir disculpas y perdón tanto a buceite.com como a los que se quedaron con la boca abierta por tu portazo e insultos.

"LA INSOPORTABLE MEDIOCRIDAD DEL SER

Ante la deriva que ha tomado este blog, comandado hacia lo más zafio y parecido a un Chíllame de Luxe y con informaciones más cercanas a la línea de OK Diario, que a la veracidad; me despido de ustedes. Ya no leerán nada, absolutamente nada mío en estas páginas".

No puedes hacer los mismo que Fray Luis de León "Como decíamos ayer" como si tus insultos se hubiesen desvanecido y no hubiese pasado nada. Conociéndote como te conocemos, tu comportamiento prepotente y ahora también mentiroso, es el que se esperaba.



Anónimo dijo...

¡Esta letra! La reconozco, la he visto en una mujer en Correos.

Anónimo dijo...

Un relato fantasioso con un exceso de búsqueda de protagonismo.

Anónimo dijo...

Y este de las 8.28 quién es?
El crítico literario del ABC?

Anónimo dijo...

No sus dais cuenta que estás cosas que no sirven para nada le quita sitio a noticias importantes que nos da el ayuntamiento. La gente lee esto que no sirve para nada y no lee las cosas importantes.
Un poquito de cabeza hombre

Anónimo dijo...

Si la historia es verídica
un aplauso
y si es fruto de tu imaginación
no uno, sino dos.
Señor Mata le confieso
que quien lea sus historias
unos dirán que son verídicas
otros que son imaginarias
pero todos, aunque algunos
no lo expresen abiertamente
solemos pensar lo mismo
sean vividas o inventadas,
el leerlas es un deleite.
No deje nunca de insertarlas
ente blog que es, buceite.
Gracias Sr Mata, Gracias.

Anónimo dijo...

y tu porque lo les?

Alberto Bullrich Ward dijo...

Si fantaseo con alguien, le soy infiel a mi otra fantasía?

Anónimo dijo...

Cualquiera puede tener imaginación y escribir mentiras, un relato podrá ser lo primero pero nunca será mentira, solo ficción y, para todo ello es necesario ser político y además saber escribir, pero en este caso además va,a ser culpable, ¡si, culpable!, y me explico: "¡¡Haber, este año, que mujer va a tener reaños..., y también valor, coraje y ganas -sin pecar de imprudente y/o provocona- para presentarse en esta próxima feria de Agosto vestida con una camisa blanca y algo desabotonada!!
¡¡Si, señor Mata, usted va a ser el culpable de que las mujeres que se hayan comprado una camisa blanca para la feria no pueda lucirla!!. Sabe que le digo?: debe usted pensar antes lo que escribe y más aún si lo publica o no... Le ha quitado usted a las mujeres libertad para vestir lo que gusten y a los hombres les ha mandado a la lividez de su mente.
RMCP

Anónimo dijo...

Fumate otro

Anónimo dijo...

Noticias importantes que da el ayuntamiento?, que noticias, si solo hacen noticia del verano de fiestas tan bueno que tienen organizado para jimena.

Anónimo dijo...

Enhorabuena señor Mata Pacheco;
Has conseguido lo nunca visto en el Buceite. Que las dos cosas más leídas de la semana en el puesto uno y en el dos al mismo tiempo sean de la misma persona o autor.

Anónimo dijo...

Jajajaja Grande M.Mata!!!

Anónimo dijo...

No me pierdo el domingo de feria por nada del mundo. Allí estaremos por si pescamos algo.

Julia dijo...

Soy de Jimena. Este año iré con camisa blanca. Algunas más lo hará? Animaos! Todas con camisas blancas! Disfrutemos de nuestra acogedora feria! Un saludo.

Jimenato por un rato dijo...

Julia, no serás la única.

Jimenato por un rato dijo...

Manuel Mata, has sido brillante con esta réplica, que la recordarán durante muchos años en este municipio. El anónimo protagonista del aumento de su libido,pasará sin pena ni gloria y tú habrás marcado un antes y un después .
Enhorabuena .
Gonzalo Polo

Anónimo dijo...

¿Alguien me garantiza que si voy con camisa blanca, ligo seguro?
Caso contrario a quién pido explicaciones?
A Mata, a Bernardo, a Polo ????

Anónimo dijo...

Felicidades por tu relato y por este recurso, tan acertado,de la carta.Disfrutemos de éste y de los que estén por llegar. Gracias.
María Rey

Anónimo dijo...

Esas camisas blancas
que llevan puestas
muchas mujeres y hombres
hoy en las fiestas
junto a la barra
y los aledaños de la caseta,
no es que, ellos y ellas
quieran ligar.
Es que vienen a solidarizarse
con la mujer que una carta
A Manual Mata
le hecho llegar,
Es que todos admiran
al igual que todas
el coraje y valentía
de esa señora,
que después de muchos años
viene a tomar
lo que en su juventud
una noche de feria
pudo haber sido
y quizás no fue.
Se ha vestido de blanco
como una novia
a ver si, el camarero
al mesón la lleva
por segunda vez,
pero ella le promete
que de alcohol no estará ebria
y si de amor,
que desea esta vez
de lo que pase, enterarse
y darse cuenta,
Que le ayudará
a desabrocharse los botones.