martes, 24 de enero de 2017

Personajes 4: "Rosberg", por Manuel Mata

“En Abu Dabi, Hamiltón pilotó como una abuela”. Fue la explicación más diplomática que Nico Rosberg encontró para justificar las malas artes con las que su compañero en Mercedes, quiso arrebatarle, en la última prueba, el título mundial de Fórmula I.

Conseguir ese premio se lo debía a su padre, Keke Rosberg, campeón mundial en 1.982, que dedicó tiempo y dinero para que su hijo repitiera la hazaña, conseguida, por fin, el año pasado. Sin embargo a los cinco días Nico, anunció, de forma inesperada, su retiraba de ese mundo, exigente y peligroso, donde amistad y camaradería son palabras difíciles de encontrar.


 Sus ingresos en 2016 fueron de 18 millones de euros que podrían ser 30 este año, al correr como campeón del mundo, pero pasa de malos rollos, de celos y egos, de fullerías y  revanchas, y se dedicará a “otras cosas”, dice.

Políglota -habla perfectamente  español-  siempre me gustó  su estilo discreto y correcto ante los micrófonos, su velocidad a una vuelta, su precisión en las trazadas, su ritmo constante de carrera y su respeto por las reglas -escritas y no escritas- que han hecho de él, ser admirado por muchos aficionados.

“Desde hace 25 años las carreras fueron mi sueño, mi único y gran objetivo. Sacrifiqué mucho, y a pesar del trabajo duro, el dolor y el abandono ésa fue siempre mi razón: Ser campeón del Mundo de Fórmula I.  Hoy, siento una profunda gratitud a todos los que me han ayudado para conseguirlo”

Nico Rosberg: un señor de los circuitos.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Pues yo conozco una muchacha de Sevilla que corre más que este y que Hamilton y que Alonso.

Francisco Quiros Ocaña dijo...

Acertado y brillante artículo

Anónimo dijo...

Excelente Manolo. Hacen falta muchos como Nico que no les ciegue ni el dinero ni la gloria. El mundo, sin duda, sería otro.

Anónimo dijo...

Pues en Jimena tambien hay gente que no busca la gloria ni dineros y trabaja por el Pueblo aunque no tenga concejal ni mande en ninguna asociaciones. Bueno en una.