lunes, 31 de octubre de 2016

"Toreo de salón", por Manuel Mata

El llamado toreo de salón es el que se realiza, a modo de ensayo, con unos carretones, para mejorar pases, posturas y entradas a matar. 

Un artilugio parecido a una bicicleta, con cara y cuernos de toro  que mueve un subalterno imitando el movimiento del astado. Pura teoría. Algunos toreros, ya en el ruedo, quieren hacer eso, torear de salón, pero no es lo mismo un toro que un carretón.


 Entre la clase política también hay aficionados al toreo de salón. Personajes que desde sus retiros -dorados o no-,  convierten su pobre ideario político en una escenificación perpetua y que, ineluctablemente, terminan rigiéndose por la teatralidad, la autocomplacencia y la futilidad de sus postulados. Llegado a este punto siempre me acuerdo de González Pons y su sonrisa de soslayo. No sé por qué.

   Pero tal recurso no es solo privilegio de  políticos profesionales. En cualquier pueblo de nuestra geografía encontramos  maletillas y aprendices de banderillero que llevan a la práctica tal técnica con el fin de ascender en el escalafón; y no olvidemos a los maestros, que, ya en decadencia, aconsejan desde la barrera de sombra, sobre la mejor faena. A los “suyos” pero especialmente a “los otros”.

 Sólo nos hace falta una barra de bar  -mejor un ordenador-  y el “conocimiento” y la “autoridad moral” que nosotros  mismos nos otorgamos, para dictar,  a base de hipérbolas retóricas mal construidas, por dónde deben de ir las cosas y en qué se están equivocando…. ellos.  O sea, los otros.
 Nos sentimos útiles, gozosos, y con el convencimiento absoluto de que ponemos nuestro granito de arena en el bien común de la sociedad que nos tocó vivir.

Y después lo explicamos en Buceite. Y nos leemos.
---
Foto de http://tauroweb.com/

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Uf, estocada hasta la empuñadura en todo lo alto. Te he entendido a la perfección.

Anónimo dijo...

No lo pillo, pero Mata no da puntada sin hilo. Haber si alguien me lo explica a que viene esto.

Juan P. dijo...

Existe la teoría de que el microcosmo y el macrocosmo contienen lo mismo. Cómo nos vamos a sorprender de que aparezcan osados "maletillas" que tras la barrera se sientan "dominguines" en pequeños pueblos.? El caldo de cultivo es propicio en este presente que estamos viviendo, vemos a políticos nacionales que bien podrían ser colaboradores del exitoso programa Salvame, el último ejemplo, " la máxima autoridad".No se extrañe Sr. Mata, que mucho más cerca tengamos a personajes con vocación de tertulianos de esos que arremeten contra el ponente, sin aportar un ápice al debate.
Aún en las diferencias debe predominar el respeto y por encima de todo el que se debe uno a sí mismo.
Fdo. Juan P.

Anónimo dijo...

Manolo ha abierto la puerta de los chiqueros, ha salido un miura y se ha llevado a tres o cuatro por delante. PODEMOS IUmaginar a quien.

Anónimo dijo...

Bien manolo, viendo el panorama dentro de tu partido aquí en jimena se le puede poner nombre y apellidos a toreros, muletillas y retirados

Anónimo dijo...

Manuel Mata, que bien lo has descrito. A buen entendedor, pocas palabras bastan.

Llámame Moisés dijo...

Manuel Mata, creo que usted es además músico, y por eso mismo, porque la música la entiende todo el mundo, personalmente le agradecería que fuese usted más transparente y se dejase de dar vueltas. ¿Está usted conforme con lo que manda su partido o no?
(Perdone si le trato de usted por escrito, aunque sabes que si nos encontráramos cara a cara, nos trataremos de tú, total, tenemos edades parecidas,no somos cuerpos danone y aunque tampoco coincidamos en ideología...Manuel Mata, mójate!
Gonzalo Polo

Anónimo dijo...

Buen artículo Manuel Mata, sin decir nada, lo dice todo... Lo que no sabemos, es si se habrán enterado más de uno/a de los comentaristas asiduos de estas páginas.

Anónimo dijo...

http://www.europasur.es/article/comarca/2402822/la/fiscalia/crea/una/unidad/para/los/casos/comarcales/corrupcion.html

Desde el salón. Que alegría que la fiscalia acelere los plazos de los casos pendientes de resolver de supuesta corrupción