miércoles, 5 de julio de 2017

"La gasolinera de San Pablo y el ayuntamiento de Jimena", por Juan F. Bandera

Hablar de democracia, de justicia y de imparcialidad es muy fácil. Practicarlo no lo es tanto. Realizo este escrito cansado de una situación que se ha prolongado excesivamente en el tiempo y que, además, no parece que se vaya a solucionar a corto plazo. O por lo menos no parece que quiénes pueden hacerlo tengan intención.

El caso es el siguiente. En la totalidad del municipio de Jimena de la Frontera existen dos estaciones de servicio. Ambas pagamos nuestros impuestos, nuestros permisos y cumplimos con todo lo que nos exigen las diferentes leyes. Pero a la hora de recibir, el trato no es ni mucho menos el mismo. 


Desde hace 25 años, y ya ha llovido desde entonces, la flota de vehículos municipales reposta, casi en exclusiva, en la Estación de Servicio Cepsa los Ángeles. El porcentaje es de, aproximadamente, un 90%. El residual 10% restante es el que nos está correspondiendo a nosotros en los últimos tiempos. No existe ninguna licitación, nada escrito ni legal que justifique este trato discriminatorio. Es, simplemente, una cuestión de comodidad. 

Hemos intentando solucionar el tema, tanto con el anterior alcalde, Pascual Collado, como con el actual, Francisco Gómez. Con el primero no conseguimos nada, más allá de promesas, buenas palabras y encantamientos de serpiente. Con el segundo debo decir que tenía más esperanzas, por aquello de que cuando uno entra nuevo siempre intenta imprimir su sello. Y lo cierto es que en un primer momento esta ilusión se tradujo en lo que parecían decisiones concretas. Francisco Gómez me dijo que estudiaría el caso, que lo consultaría y que en el plazo de un mes tendría una solución. ¡Por fin! Pero el caso es que pasó ese mes, un segundo, un tercero y nadie decía nada. Volví a contactar, insistentemente, y en esta ocasión me comentó que se iba a sacar un concurso público sobre el suministro y que, hasta que llegara ese momento, se tomarían medidas para compensar el trato desigual.

No hay que ser muy avispado para saber que, meses después, el porcentaje de 90-10 sigue inamovible y no hay noticias sobre ningún concurso público. Los vehículos municipales y la maquinaria repostan en la Estación de Servicio Cepsa los Ángeles porque, imagino, les es más cómodo. Pero el caso es que el municipio incluye lo que incluye y un organismo público no puede favorecer de forma deliberada a una empresa en concreto a no ser que exista una regulación del servicio. Y no la hay. San Pablo de Buceite (y su gasolinera) está a 7km pero, a efectos legales, pertenece a Jimena de la Frontera tanto como el Castillo. 

Y desde un punto de vista más personal, lamento enormemente el trato recibido por el actual alcalde, Francisco Gómez. Somos adultos, puede haber diferencias de opinión y me hago cargo de ellas. Yo desde luego no soy un experto en leyes, sólo pretendía, y pretendo, recibir un trato justo y ético. Pero tras la primera buena impresión de Francisco Gómez, lo que he recibido ha sido un trato brusco, grosero y muy poco apropiado. A las primeras de cambio lo ha querido llevar al terreno personal, insinuando que mi queja era sólo para perjudicar a él y a su partido y protestando por no haber elevado esta crítica anteriormente. Para empezar, sí lo hice, con el anterior alcalde. Y, si no lo hubiera hecho, ¿eso me impide hacerlo ahora? ¿Las protestas tienen que ir de la mano de las peticiones y caprichos del consistorio? Me parece ridículo que ante una queja vecinal y empresarial el máximo representante político de mi municipio me salga con esto. Lo dicho, puedo tener razón o no, puede ser una crítica lícita o no pero lo que sí tengo claro es que merezco el máximo respeto. Y ciertas insinuaciones están muy lejos de lo mínimo que se le presupone a un Alcalde. 

Desconozco el futuro, no sé si se hará un concurso público, si la cosa se mantendrá igual o si habrá un cambio radical. Pero me gustaría que, lo que tenga que ser, sea ya. Ya han pasado muchos años y ya va siendo hora de aclarar una situación que está demasiado enquistada. Y al señor Francisco Gómez, decirle que lamento que le haya tocado tener que lidiar con este tema. Sus predecesores no lo solucionaron y ahora es un problema que le toca al actual equipo de gobierno. Les toca decidir si prefieren ser ellos quienes den un paso al frente o si escogen engrosar la lista de gobernantes inactivos, bastante extensa por estas tierras. 

Juan F. Bandera Jiménez.

14 comentarios:

Anónimo dijo...

Y haces el escrito cuando va a haber una tercera gasolinera low cost? Oju oju

Anónimo dijo...

Soy trabajador del Ayuntamiento desde hace muchos años, y por razones evidentes mantengo mi anonimato.
Tras leer el artículo, creo oportuno decir que personalmente tanto el anterior Alcalde, Pascual Collado, como el concejal de vías y obras, sería en el verano pasado me comentaron que con los vehículos que pudiese usar yo, que también fuese a la gasolinera de San Pablo que había hablado con el dueño, cosa que aunque habitualmente no tenemos que pasar sí lo hice una sola vez, y después por comodidad lo dejé, ya que nos piya mejor en la Estación. Durante ese tiempo no teníamos todavía encargao, y sin él es más difícil que se consiga. Lo digo, por manifestar que el anterior Alcalde, al menos lo intentó con los vehículos de obras y servicios, y es de justicia decirlo también, para que se conozca y se sepa.

Anónimo dijo...

Ningún alcalde de los que entran cogen por los cuernos a los verdaderos problemas que tenemos los vecinos: urbanismo, arcgisa, poligono industrial, enchufismo, etc. Muy buenas palabras al principio pero, después, todo concluye en fiestas y verbenas. Pan y circo, como los romanos, así nos sentimos los administrados por este Ayuntamiento, sea del signo que sea.Una pena.

Anónimo dijo...

Y ahora resulta que el actual alcalde tiene que dar solución en varios meses a problemas que el anterior gobierno no ha solucionado en años, en décadas. Hay que joderse ...

Anónimo dijo...

Los municipales si vienen an San Pablo y pueden repostar también no? O sólo está la gasolinera de la estación

Anónimo dijo...

Pos mira la maruja

Llámame Moisés dijo...

Hacer que los vehículos municipales recorran más kilómetros, con el gasto añadido de combustible, me parece estúpido, tanto con este ayuntamiento como con los anteriores. Por otro lado, en Los Ángeles hay personal atendiendo los surtidores y no a todo el mundo le gusta coger la manguera para autoabastecerse y más cuando se carece de carnet alguno para manipular productos peligrosos, como lo son los derivados del petróleo.
Gonzalo Polo

Anónimo dijo...

Tan listo como crees que eres... En San Pablo existe el mismo personal cualificado y te sirven ellos al igual que en Jimena.
Y los vehículos de los municipales van a San Pablo a diario por lonque no tienen que recorrer nada extra. Señor sabelotodo
Defiende lo indefendible de IU que estarás en el mismo saco.
Como con argisa

Anónimo dijo...

25 años con el problema, y ahora el alcalde nuevo te lo tiene que solucionar y rapido... y como no lo hace es muy malo... esta muy claro.

Anónimo dijo...

Nuevo o viejo el alcalde y los problemas, para eso los votamos, para que trabajen por los pueblos y sus vecinos. Algunos tienen que comenzar a hacer nuevas cosas o a reparar las defectuosas de las bien hechas, cosas que se necesitan, que son precisas, que evolucionan los municipios y a sus residentes. Queremos alcaldes activos, con ideas renovadores que influyan positivamente en el Ayuntamiento, en el término y en sus pobladores. Que comiencen a hacerlas previo un tiempo prudencial de asentamiento y conocimiento de los medios, los problemas y sus soluciones (dos-tres meses como máximo, no toda la legislatura). Ya es tiempo de que se note algo, ya es tiempo que ese algo influya en las personas y en el término, sin ningún tipo de preferencias ideológicas, con total independencia, gobernando por y para todos y en especial con políticas dirigidas al equilibrio de las familias más necesitadas, aunque parezca una contradicción todo es posible si se hacen bien las cosas. Y en eso ha de tenerse en cuenta que a excepción del Tesorillo que es una ELA, está San Pablo y La Estación de Jimena y no sólo Jimena, cómo parece ser para algunas cosas. Necesitan, estas dos poblaciones dependientes, unas zonas de Deportes similares a las de Jimena y Tesorillo, eso daría trabajo, ocio y aspiraciones deportivas a sus vecinos (campo de fútbol, fútbol siete, petanca y otros de los que carecen) Jimena y Tesorillo los tienen ¿No faltaría más? ¿Y por qué San Pablo y La Estación no?
Que haya una equidad también en los repartos para ferias y fiestas (Al menos proporcional al número de habitantes) Esa proporcionalidad debe de ser también a puestos de trabajo, educación etc., con arreglo no al número de vecinos, sino con arreglo al número de parados, niños etc. Y así todo, con respeto y honradez política. Independientemente de los ediles políticos (con el nombre que sea) de cada localidad, es lógico que el alcalde lo sea de todos, pero no es lógico que lo sea de Jimena nada más para algunas cosas, como ha ocurrido en el pasado. Dichos representantes de las localidades de distrito y de la ELA deben tener la autoridad, el respeto y la consideración que se merecen y el alcalde ha de velar y aumentarla el prestigio con sus actos y no quitárselo o desganarlos.
Todo esto es necesario. Algo hay que hacer, cómo en San Pablo dando un paso al nombrar Presidenta de Distrito, lástima el lazo de unión con el alcalde , pues hace mala sensación, independientemente de otros detalles como si es merecedora o no.
La claridad mantiene el honor de las Autoridades.

Anónimo dijo...

No esta tan claro como le parece, me consta que hay otros cuerpos de seguridad del estado que ponen combustible en gasolineras con las cuales se hace un contrato previo, se podría hacer lo mismo en el ayuntamiento pero a saber cuando se cobraría, pero es seguro que estas cosas se cobra no es lo mismo que las fiestas que no se sabe y la trampa cada vez es más gorda que ni pasándola por agua encogen

Anónimo dijo...

¡Guau-guau! Pascual malo, Fran bueno.

Anónimo dijo...

juan bandera me parece que te has equivocado, y que esta politizacion de tu problema sera malo para tu negocio.

saludos.

Jose Cabrera dijo...

Lo que está planteando en este articulo el Sr. Bandera es la contratación de servicios a empresas por parte del ayuntamiento de Jimena y su trato discriminatorio. Aunque no parece lógico que si llevaba años con el problema, se cebe ahora en Fran Gomez que lleva unos meses en la alcaldía.
La cura contra el amiguismo y la red clientelar es la TRANSPARENCIA y la CONTRATACIÓN PÚBLICA para que cualquier ciudadano o empresa pueda participar. Algo que es exigible a toda administración pública y que de no hacerlo incurre en ilegalidad por parte de los responsables de dichas administraciones, pudiendo por ello ser imputados judicialmente.