jueves, 22 de agosto de 2019

" Afonía ", por Julia Andrades

--
Alas de retales: "AFONÍA"

Los carnosos labios se mueven; mas las cuerdas vocales no bailan al ritmo y, consecuentemente, la canción no nace. La letra de la melodía está en su mente y está segura de que se la ha aprendido sin problemas. Solo ha de mantener la calma. Se acerca a ellos y emprende la hazaña de nuevo, sin embargo, la tonada se le vuelve a resistir.


Desesperada al sentirse diferente, prueba a llamar la atención con un suave aleteo. Nada. El interés de los jóvenes navegantes recae en sus hermanas, quienes sí tienen la capacidad suficiente para embaucarlos con su musicalidad. Ella lo intenta otra vez, ahora gesticulando con las manos, pero el lenguaje de signos es incomprendido por los marineros. Corroída por la envidia que le despierta su familia, vuelve a las profundidades a sabiendas de que la afonía que padece nunca la dejará conducir a un hombre hasta la muerte.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Maravilla Julia.
Ulises lo leerá desde su tumba.

Anónimo dijo...

Extraordinario Julia, grata sorpresa el descubrir tus relatos. Sigue escribiendo.
Gracias.

Anónimo dijo...

A mi me pasó una cosa parecida, no pude retener a una chica hace algo más de treinta años, pero fue por culpa del dinero. Estaba más tieso que una mojama.Gracias Juli.

Jimenato por un rato dijo...

La pena no es la afonía, sino la sordera del mundo.
Me está gustando mucho tu libro, que estoy degustando y disfrutando plácidamente.
Gracias de nuevo.