miércoles, 12 de abril de 2017

“La España de Torquemada”, por Enrique Alonso

Enrique Alonso es miembro de Podemos Jimena.
-
La entrada del año 1492 llevo consigo que la cruz se impusiera por la fuerza,  a la media luna. Lo primero que hizo la cruz fue una pureza hérnica y religiosa. El poder económico de la época mandó a los ultras, (religiosos, políticos y militares) expulsar de España a los mahometanos, judíos y años más tarde, en tiempo de Felipe II, a los gitanos. Se opusieron a las nuevas ideas del renacimiento y humanismo que venían de Europa, causa de esa intransigencia vendrían más tarde, las luchas entre los católicos del reino de España contra los protestantes europeos de Lutero.


Ese poder ultra conservador económico, crearon la Santa Inquisición y pusieron  al frente el famoso inquisidor general el dominico Torquemada, con este personaje empezó la leyenda negra de España que nos sumió en la España medieval de la oscuridad, tristeza y hambruna. Mientras eso ocurría y el pueblo se moría de hambre, los Grandes de España, nobles, curas y generales, se pulían las  riquezas de los espoleos que hacíamos en America.

Esa España donde el color de las vestimentas del pueblo era el negro de luto y con velo, tristeza y lágrimas, los Grandes de España tenía el color en sus vestimentas, las risas y los banquetes y festines como cosa diaria. Esa España es la que han mantenido desde esa fecha hasta 1978. “Menos el intervalo que duró la II Republica”, que abrió ventanas para airear ese olor a putrefacto y a naftalinas que se olía en España, y a la primera oportunidad que tuvieron los poderes ultra se encargaron en 1936  cerrar de nuevo las ventanas, y nos volvieron a punta de pistola a la España del mendrugo, cartilla de racionamiento, lagrimas y de nuevo, al negro como color oficial.

En 1974, cuando cayo la dictadura en Portugal de Salazar, en el mundo occidental ya solo quedaba la de Franco y cuando la muerte se lo llevó, los tres poderes económicos y los ultra de España se quedaron sin saber la formula de como mantener a los españoles en la España del blanco y negro. Pensaron que la monarquía sería la solución, como así fue durante cientos de años, aún así en 1982 hicieron un golpe de estado para reconducir la situación  de nuevo, al negro de luto, tristeza y lagrimas.

Aunque 1982 lo vemos tan lejano y todos creíamos tiempos superados, el poder económico aprovechando la crisis económica y de valores de una parte de la izquierda, invocó a los viejos fantasmas de España. De nuevo cabalgan a sus anchas, los caballos de los ultra conservadores de la religión, de la política, de la justicia y del ejercito para evitar que la bandera del arco iris, la alegría y risas reine en un país con libertad, intentando imponer de nuevo la tristeza y el color negro en la vida del pueblo.

Estamos volviendo a la época previa a la Constitución, a la España negra, cuando alguien podía ser castigado por una opinión. Por supuesto se incluye el humor, pero también muchas más cosas. Hemos visto cómo han condenado a un año y meses de cárcel, a una persona, al que un juez considera víctima del terrorismo, cuando era la parte visible de un régimen dictatorial que asesinaba, fusilaba y torturaba. Esto por hacer un chiste sobre Carrero Blanco,  como otros que estamos viendo no es casual, es una cuestión de ideología de ese poder ultra de la España negra. ¿Es casualidad que toda la gente que ha tenido problemas con esto sea del mismo lado? Si tenemos un país aconfesional, según "La Constitucion" como se permiten actos religiosos en la calle, cuando esos actos pueden herir a muchas gentes que no confesamos esa religión y con eso no pasa nada. Es evidente, para que nos entendamos, han encontrado arsenales de armas a grupos de extrema derecha y no ha ocurrido nada. Y si se pelea en un bar un guardia civil en paisano, con un vasco y son 10 años de cárcel para el vasco. En un país donde existe una mafia policial que se dedica a perseguir desde el Ministerio del Interior a los rivales con el dinero de todos, en España es normal que estas cosas ocurran y no pasa nada y cuando se hace chiste sobre la Cruz de los Caídos se abren dirigencias y se admite la demanda, nos indican que gobiernan los de la España negra. La declaración del exjefe de la Oficina catalana Antifraude y la de Fernández Díaz, eso explica todo lo que pasa, y no hay más que decir. Solo espero que los neosocialistas de Susana no impongan su ideología defendiendo la España negra.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Enrique, soy un asiduo lector de lo que escribes, con este artículo describe con certeza los momentos que vivimos. Es una lastima que siendo España de izquierdas, nos gobiernen la gaviota con el naranjito, y algunos despistados socialistas.

E. Alonso dijo...

“AQUÍ ESTUVO EL TORQUEMADA DEL PP”

Clínicas de toda España denuncian "acoso y coacción" de grupos antiabortistas a mujeres que van a abortar
ELDIARIO.ES

Anónimo dijo...

Pureza hérnica ? Será árnica. Digo yo

Anónimo dijo...

La España cristofascista, que llevaba al dictador bajo palio sigue ahí en gran parte.
Tradición lo llaman.
Se ve que con la crisis en vez de moverse para mejorar las cosas y empezar a pensar en lo público, esperamos milagros.
Nunca antes de la crisis se veían procesiones por Jimena.
Claro, como la fe mueve montañas...

Cristobal Moreno dijo...

Una lástima de artículo, E. Alonso, en la que mezclas la verdad de una sociedad adulterada por el poder, con unas fuerzas policiales democráticas-hacia el exterior, hacia el pueblo y superdisciplinadas internamente- y que, en cuanto le han dado rienda suelta no está dudando en cumplir con esa protección hacia lo civil, a la que está intensamente dedicada y a la que se debe, investigando, descubriendo y poniendo ante la Justicia a los corruptos de alto nivel sin distinción política alguna. Ahí están las pruebas a la orden del día en la prensa nacional e internacional. Sin embargo Sr. E.Alonso, usted con sus negras letras está intentando manchar lo evidente:qué al igual que el mismo pueblo, la Guardia Civil quedó dividida en dos bandos y que por eso el propio Franco intentó borrarla como a los propios Carabineros, salvo que su ordenada historia, fue suficiente para que Oficiales Superiores se opusieran a ello, cambiando el parecer del General que la hizo pagar el tributo de enfrentarla al pueblo, lo que no consiguió plenamente en sus 40 años de dictadura; volviendo nuevamente a florecer con la entrada de la democracia, ese espíritu de dedicación principal al pueblo al que se debe, oponiéndose inclusive a aquel intento de golpe de Estado por unos disciplinados y engañados subordinados que al darse cuenta del engaño no dudaron en revelarse, de la única forma que tenían y podían, saltando por las ventanas. Hoy y siempre (con el inciso de la dictadura) la G.C., no ha cesado en defender al poder legalmente establecido, bajo las directrices de los políticos a los que todos votamos.
Usted señor Alonso a estropeado el artículo con la poca basura que ha encontrado, faltando a la verdad y ofendiendo a un nieto, a mi, de un republicano fusilado en el 37, y quién pese a ello fue educado por los damnificados con unas ideas muy claras sobre las distintas secuencias que la misma Guardia Civil ha sufrido desde su creación, sabiendola fiel a los poderes legalmente establecidos tal como siempre han aceptado los propios partidos de izquierda en ese bache que todos los españoles tuvimos que saltar.
Yo, desde mi historia, he de decirle, que en aquellos primeros año de democracia sin consolidar, los aspirantes a pertenecer al Cuerpo y ya dentro, animados incluso en nuestras Academias de Promoción, tuvimos y nos hicieron ver muy claro que nuestro principal misión era velar por el pueblo del que proveniamos. Y, aunque usted intente poner trabas a esta realidad Sr. Alonso, al igual que con nuestro cuerpo policial hermano el CNP tuvimos mucho que ver en hacer cambiar al país hacia una nueva forma de gobierno democrático, pasando por encima de todos aquellos que no pensaban igual que nosotros, y hoy, señor Alonso yo me siento muy orgulloso de haber formado parte de unos españoles que luchamos mucho -cada uno desde su situación- para que la democratización de nuestro país fuera fructuosa, y hoy, Sr.Alonso sigo sintiéndome muy orgulloso de que los que me preceden continúen en el mismo sentido. Usted sólo piensa tal como escribe, sin querer ver la verdad de los demás, salvo la de usted mismo. Usted me ha herido gravemente en mi orgullo democrático y en el de mi propio honor, pasando por alto incluso de la propia vida que mis antecesores (Mi abuelo y mi tío abuelo) entregadas por España y de la que yo cogí el relevo habiéndola puesto muchísimas veces en peligro por la sociedad que ellos lucharon y ésta-aún imperfecta-.
Seguro que usted y su familia tendrán su propia lucha e historia, común a todos los españoles, a la que yo, sin conocerla siquiera respeto, tal como le respetaba a usted con sólo haberle visto. Sigamos andando hacia el futuro, es lo único que podemos hacer, respetemos el pasado que no tiene solución, lo que si tiene solución es la "Unificación" para que no se repita.

E. Alonso dijo...

Sr., Cristóbal Moreno o quien seas, sí le ha ofendido mi artículo solo le puedo decir que no desespere e intente aguantar, como millones de españoles que estamos ofendidos con estas políticas del PP, por la gloria de los socialistas, y nos tenemos que aguantar.
Existe una realidad española, que choca con la España democrática que debiéramos de tener. Existen grupos de ultra en todos los estamentos, militares, policiales, judiciales y políticos que están tomando determinaciones que nos están obligando a vivir en una España oscura y retrograda, que no entendemos los ciudadanos que aspiramos a una España libre y democrática.
Después de 40 años en democracia no podemos consentir que estos grupos impongan sus resoluciones ideológicas en nuestras vidas, no podemos permitir esas resoluciones ultraconservadoras, vengan de donde venga.
”Las verdades se corrompen con el silencio” Por eso tenemos que hablar y escribir lo que ocurre en nuestra España querida. Por nosotros y por nuestros hijos, y que no pasen, por lo que pasaron nuestros padres y abuelos.

Anónimo dijo...

Pues luche con gallardia no por su verdad, que leyendo y confrontado a ambos es lo que se deduce, si no por la verdad del pueblo al que se la niega. Por desgracia para el de Alonso, el pueblo ve lo que ve: corrupción a tope de muchos politicos y altas jerarquías y a la Guardia Civil combatiendola hasta los más alto estamentos y un señor que solo ve lo que le da la gana, como intentando justificar con tan poca argucia la evidencia que él no ha atacado: la de los grandes corruptos y meterse sólo con algunas manzanas podridas que las hay en todos lados. Un ladronzuelo de poca monta se carga de cárcel porque no tiene dinero para defenderse y a los corruptos que Alonso no se atreve a juzgar ni les mienta, pero si ataca a Guardias, Policías o Militares, porque son unos asalariados que ni siquiera pueden debatirlo. Vea en su televisor, en los periódicos y en la radio lo que a diario hacen por pulir la democracia sin mirar tiempos ni distancia. No vea sólo lo que le dicta un viejo corazón rencoroso que no desea evolucionar, pues habemos muchos españoles de toda ideología (no hemos probado bien aún la suya), que sin olvidar y ni acaso perdonar, nos damos cuentas que ni el pueblo ni sus guardadores procedentes de ese pueblo de hoy en día no tienen culpa de los errores del pasado, y tampoco desean que vuelvan a repetirse e intentan hacer una sociedad más justa y equitativa desde donde pueden o les dejan. Todos hemos visto, no sólo eso, si no también la lucha encarnizada contra terroristas de toda índole. Ellos han muerto por y junto con el pueblo en mano de esos verdugos de los que usted aún nada a escrito. Ya es hora que lo haga Alonso. Así que yo y muchos otros no estamos de acuerdo con todo lo que defiende. A Cristóbal le conocemos a usted no.

Un jimenato.

E. Alonso dijo...

¡YA TE VALE, PAISANO!

Llámame Moisés dijo...

Se me va a salir la hernia con tanta pureza hérnica ¡Viva la wikipedia!
G. Polo