sábado, 10 de febrero de 2024

El agricultor jimenato Pedro Navarro en el diario Europa Sur: "Estábamos defendiendo nuestro futuro, no paseando a los Reyes Magos"

>>> Entrada relacionada: Ayer partieron tractores desde Jimena junto a otros de la comarca en protesta por la crisis del campo y colapsaron la A-7

-

Leído en el diario Europa Sur. Por su interés reproducimos esta noticia.

Pedro Navarro: "Estábamos defendiendo nuestro futuro, no paseando a los Reyes Magos"

El colectivo de agricultores del Valle del Guadiaro sopesa retomar las movilizaciones mientras siguen las tractoradas por todo el país

La marcha del martes se saldó con denuncias por obstaculizar el tráfico en la A-7

Los empresarios agrícolas critican la entrada de productos de Marruecos frente a los altos costes e impuestos en España

Galería de fotos: La tractorada del sector primario en Algeciras, en imágenes

Foto de Pedro Navarro, promotor de la tractorada del Valle del Guadiaro, en su finca de Jimena. / ERASMO FENOY

ALBERTO RODRÍGUEZ

Hace ya bastante tiempo que las cuentas no salen en el campo. Los altos costes de la electricidad y el gasóleo, los precios a la baja que pagan los intermediarios y la fuerte competencia de Marruecos mantienen en una situación límite a buena parte del sector agrícola español. La crisis se ceba especialmente con los pequeños productores, con un margen de maniobra todavía más bajo.

"El campo es un trabajo muy sacrificado. Sufrimos una invasión de productos de Marruecos mientras soportamos unos costes de producción muy altos y muchos impuestos. Ya hay quien prefiere dejar las naranjas en los árboles porque no es rentable recogerlas", asegura Pedro Navarro, un joven agricultor de 26 años que se puso el pasado martes al frente de la tractorada de protesta en el Campo de Gibraltar.

Movilizados a través de las redes sociales, los agricultores de todo el país salieron en caravana a las carreteras para clamar por el abandono del campo, el exceso de burocracia y la falta de agua por la sequía. Tres días después, centenares de vehículos agrícolas aún permanecen bloqueando vías de comunicación en prácticamente todas las regiones.

Navarro es hijo y nieto de agricultores. Junto con su padre Javier, lleva desde los 16 trabajando en Jimena de la Frontera en la explotación ecológica familiar de unas 25 hectáreas de regadío -entre terrenos propios y arrendados- en la fértil ribera del río Guadiaro que forma parte de la Cooperativa Campo Guadiaro. En la finca brota la alfalfa, maíz, aguacates y naranjas. También explotan unos terrenos de secano situados en San Roque.

El joven agricultor subraya la fuerte inversión en maquinaria que requiere esta actividad junto con unos costes que se han disparado frente a los precios bajísimos a los que se paga la producción en origen. El gasóleo B (agrícola) se despacha en La Estación de Jimena, la gasolinera más cercana, a 1,30 euros el litro mientras que el tractor Massey Ferguson (valorado en 150.000 euros) consume unos 200 litros por jornada de trabajo, a razón de 17 litros cada hora. "Y este mes nos ha llegado una factura de 7.000 euros de agua, con una estimación, cuando apenas hemos regado. No sé qué nos va a venir en verano", lamenta, haciendo suyo el sentir de todo el sector. 

Las naranjas apenas se pagan a céntimos el kilo. El aguacate resulta más rentable, pero también requiere más cuidados y atención. "Para nosotros, el principal problema es la llegada de productos de Marruecos, donde el precio de la mano de obra está por los suelos. La gente en los mercados solo mira el precio, no la calidad o el origen.

Somos familias trabajadoras, hacemos un gran esfuerzo en inversiones y no sacamos mucho más que un sueldo. No nos salen los números", reitera el portavoz del colectivo.

La tractorada de agricultores del Valle del Guadiaro, en la A-7 el pasado martes.

Denunciados por la Guardia Civil

Pedro Navarro trató de canalizar el malestar latente de los pequeños y medianos agricultores del Valle del Guadiaro para sumarse a las tractoradas que se estaban organizando a través de las redes sociales. Lanzó la convocatoria el lunes por la noche con un WhatsApp a 170 compañeros y logró que a la mañana siguiente una veintena se echara a la carretera desde Jimena con el objetivo de llegar al Puerto de Algeciras, el canal de entrada de cientos de camiones con productos hortofrutícolas del vecino país norteafricano. Pero no lo lograron. "La Guardia Civil nos puso toda clase de pegas", critica.

La tractorada partió desde Jimena hacia la venta Los Timbales, en la Estación de San Roque. Desde allí, la comitiva salió a la A-7 unos tres kilómetros hasta Los Cortijillos. En su ruta, tuvieron que bordear Los Barrios por la Carretera Vieja hasta entrar en Algeciras por La Granja. La marcha acabó en San José Artesano, cuando el colectivo tuvo que darse la vuelta entre la impotencia y la resignación.

"Estábamos defendiendo nuestro futuro, no paseando a los Reyes Magos. Solo el hecho de ponernos en la carretera ya suponía perder un día de trabajo y un buen gasto en combustible. Finalmente, nos han denunciado a todos. Nos tomaron fotos de la matrícula por obstaculizar la autovía", relata el agricultor.

Navarro insiste en que la Subdelegación del Gobierno en Cádiz no les contestó a la solicitud de permiso para la tractorada, por lo que entienden que estaba amparada por el "silencio administrativo positivo". Pese a lo agridulce de la experiencia, mientras que los compañeros de otros puntos de Andalucía y el país siguen en las carreteras, el colectivo agrícola del Campo de Gibraltar baraja movilizarse de nuevo; aún sin una fecha definida.  

Las protestas carecen del apoyo de las principales organizaciones agrarias, algo que tampoco entiende el joven. "Deberíamos tener más apoyo en estos momentos. Hacer fuerza", demanda. Asaja y otros colectivos agrarios han convocado movilizaciones para el próximo 21 de marzo que, en el Campo de Gibraltar, volverán a tener el Puerto de Algeciras como objetivo.

Navarro mira hacia las matas de aguacate, recolectadas recientemente en su primer año de plantación. Este invierno, las suaves temperaturas han mantenido el cultivo sin apenas sobresaltos por las heladas. Aunque no tiene hijos, le gustaría que la saga familiar de los Navarro tuviera continuidad. "Me gustaría que mi hijo se dedicara al campo. Pero el futuro está complicado", concluye. 

9 comentarios:

El Zorro dijo...

Soy un acérrimo defensor de aquellos que luchan para vivir mejor. Debemos de ser conscientes de que toda lucha tiene sus consecuencias. Hay un dicho: “Cobardes con los vivos, valientes con los muertos” En esta frase se recoge a los que van a las huelgas y manifestaciones, pagan las consecuencias y a los que no van (esquiroles) se aprovechan.

Esto lo digo porque he sufrido en mis propias carnes esta situación. En mis huelgas fui despedido dos veces y solo el tesón de mis compañeros pudimos ser readmitidos, mientras que otros “compañeros” estaban en sus casas calentitos, pero ponían las manos al final del mes.

Esto lo digo por el tema de las multas. Lo suyo es que entre todos los que estaban en esa manifestación hagan una recolecta para pagarlas. Si no son capaces de hacer este acto de solidaridad, no merecen nada, por simple egoísmo.

El Zorro dijo...

El problema que tenemos los europeos, incluidos los agricultores, es que nuestros eurodiputados llevan el paso cambiado (se usa para explicar que alguien ha sido sorprendido con algo que no esperaba. En esa situación lo que procede es “cambiar el paso” para superar la sorpresa y continuar la marcha) pero aún no se han dado cuenta de ello.

En el verano del 2021, La Eurocámara aprueba la Ley Europea del Clima donde el objetivo de Europa en 2040 tiene que estar descarbonizada con un 90% sin emisiones de efecto invernadero, además con el Pacto Verde Europeo que propone que para 2050 se consiga también la transición ecológica. Es aquí donde tropiezan con los europeos incluidos los agricultores.

En 2021, la Comisión Europea presentó un plan de acción para el desarrollo del sector ecológico para alcanzar el objetivo de destinar el 25 % de las tierras agrícolas a la agricultura ecológica. La producción de los productos ecológicos es cara y los tendrá que asumir los agricultores.

En 2022, la Comisión Europea presentó dos nuevas leyes para recuperar la naturaleza y se centra en la restauración de ríos, pastizales. Una vez más, estas leyes van en contra de los intereses de los agricultores y de sus pozos.

Las nuevas normas propuestas sobre plaguicidas químicos para proteger la salud y el bienestar de la gente, de nuevo serán los trabajadores agrícolas los que asumirán esos incrementos. Estos tratamientos ecológicos, son mucho más caros que los puramente químicos y hacen imposible la rentabilidad del campo.

En teoría todo esto estaba muy bien legislado, pero no contaban con una pandemia y con la guerra en Ucrania, y lo que venga hasta 2040. Ha llevado que estas leyes estén desfasadas y sin contenido económico que amortigüen todas estas incidencias no previstas. La realidad es que Europa ha vuelto al carbón y será imposible de cumplir la agenda en el 2040 la Ley. También ha surgido en estos años inmigraciones por la sequía, guerras, pandemias que han obligado a Europa a comprar los productos de esos países, sin control fitosanitarios en contra de los intereses de los agricultores.

Todo esto nos lleva a que los eurodiputados aprueben unas leyes ecológicas y medioambientales, lejos de la realidad. Como ejemplo: Europa quiere que sus coches sean eléctricos y la realidad es que ahora no sabemos si será mejor tener un coche eléctrico con baterías o uno de combustión interna con hidrógeno. Las leyes no van en sintonía con la tecnología.

Además, no ha desarrollado un protocolo de actuación, provocando que Europa sea una “viña sin dueño”. Promueven proyectos fotovoltaicos y no regulan sus tamaños y los lugares donde se pueden instalar. Con más inri no dota de dinero suficiente a los agricultores para que no sean los paganos de esta hipérbole legislativa.

El Zorro dijo...


Otro colectivo que está perjudicado por el "desarrollo sostenible".


“La Agenda 2030 nos está machacando”. Así de rotundo se muestra el patrón mayor de la Cofradía de Pescadores de Porto do Son (La Coruña), Emilio Queiruga, cuando se le pregunta por las políticas medioambientales impulsadas en los últimos años por la Unión Europea, que en su opinión van a terminar dando la puntilla a todo el sector primario español debido al gran desconocimiento que tienen los burócratas de Bruselas de los problemas reales que afectan tanto a los profesionales del campo como a los del mar.

Destaca, por ejemplo, el decidido apoyo mostrado por la ministra Teresa Ribera al plan de poner fin a las bonificaciones fiscales del gasóleo por estar consideradas como subsidios dañinos para el medioambiente. “La financiación pública no puede subvencionar aquello que daña el planeta”, defiende la responsable gubernamental de Transición Ecológica, ideología que Emilio Queiruga rechaza de plano por criminalizar de forma conjunta a cientos de miles de trabajadores, entre ellos los pescadores, que carecen de alternativas posibles al uso del gasoil para mover sus embarcaciones.

Por eso apoya de forma rotunda las movilizaciones iniciadas por los agricultores y ganaderos, que a su entender padecen restricciones similares a las de los pescadores, y se muestra partidario de extender la ‘rebelión’ del campo al mar.

En cuanto a la agenda 2030, Emilio Queiruga considera que se trata de una hoja de ruta que está sirviendo a la Unión Europea para apretar cada vez más el cinturón al sector primario en base a una ecología diseñada desde los despachos. Su conclusión es que la reducción progresiva de las cuotas de captura y de las jornadas hábiles de pesca supondrán, al final, la ruina del sector. (Vozpopuli)


Anónimo dijo...

Tenemos una realidad que no le sabemos dar una solución. -La inmigración-
No queremos que vengan, no invertimos en sus países y no les compramos sus productos. Qué hacemos?? Les disparamos cuando lleguen a nuestras playas??

El Zorro dijo...

Esta es la razón del cabreo de los agtricultores


“El excesivo rigor ambientalista” que ha contribuido al enfado del campo. El sector agrario soportó 1.300 normas y regulaciones nuevas al año entre 1995 y el año 2000.

El Parlamento Europeo también conocida como Aerocámara, quiere que los agricultores europeos sean los guardacampos, con funciones parecidas a sus homólogos guarbosques. Limpiar, proteger y cuidar los campos de Europa, sus funciones primogénitas como obtener los recursos alimentarios, que se olviden, la comida la traerán de otros países mucho más barata.

Como agricultor me niego a ser el guardacampo de mi tierra, lo que quiero es vivir de ella y para ello, ya la cuido.

Anónimo dijo...

👍Más claro el agua.

Anónimo dijo...

Léase, señor zorro, la agenda 2030 respecto a la agricultura y luego nos lo cuenta.
Si los agricultores cobran miserias por sus productos es porque quienes les compran sus productos no quieren pagarlos. Creo que el sitio ideal para las tractoradas está frente a las grandes superficies.

El Zorro dijo...

4:46 p. m.- cumplo con su mandato.

Estimado/a comentarista, en 2015 acuerdan 193 países dentro de las Naciones Unidas acuerdan 17 objetivos dentro del horizonte de 2030. Te voy a escribir los objetivos que dispone sobre la agricultura, creo que con ello doy gusto a su deseo.

2. Poner fin al hambre, lograr la seguridad alimentaria y la mejora de la nutrición y promover la agricultura sostenible

La agricultura y el sector alimentario son fundamentales para eliminar el hambre y la pobreza. Actualmente la tierra y el agua de los océanos y de los ríos se están degradando y sufren los efectos de la sobreexplotación.
La reforma del sistema agrario y alimentario en todo el mundo es fundamental para que puedan comer todas las personas que pasan hambre.

6. Garantizar la disponibilidad de agua y su gestión sostenible y el saneamiento para todos.

La falta de agua potable o el agua de mala calidad tienen consecuencias en la seguridad alimentaria y en los medios para subsistir de muchas personas en el mundo. Para lograr que todos tengan acceso al agua potable y al saneamiento es fundamental que se gestionen de forma sostenible los recursos hídricos en el mundo.

7. Garantizar el acceso a una energía asequible, segura, sostenible y moderna para todos.


Para proteger el medioambiente es fundamental impulsar la utilización de energías renovables en calefacción y transporte, entre otros aspectos, así como la financiación de tecnologías más limpias.


9. Industria, innovación e infraestructuras

Tener una economía fuerte depende de que se realizan inversiones importantes en las infraestructuras de los países. La innovación, además, es fundamental para que exista una industria más productiva y menos contaminante. Aunque durante los últimos años se ha producido una reducción de las emisiones de dióxido de carbono en la fabricación, la reducción no ha sido igual en todo el mundo.

10. Reducir la desigualdad en y entre los países.

Actualmente existen grandes desigualdades en países y entre países en lo que respecta al acceso a los servicios de salud, a la educación y a los bienes productivos. Para reducir las desigualdades es fundamental que se favorezcan las exportaciones de los países en desarrollo y que se reduzcan los aranceles.


12. Garantizar modalidades de consumo y producción sostenibles.

El consumo no sostenible produce contaminación y degrada el medioambiente, por lo tanto, es necesario actuar desde la raíz para apostar por sistemas de producción que respeten en entorno y que sean sostenibles. Además, todas las personas deben elegir modos de vida sostenibles para contribuir a cuidar la naturaleza y frenar el cambio climático.

13. Adoptar medidas urgentes para combatir el cambio climático y sus efectos.

El cambio climático es una realidad y está produciendo efectos negativos en las personas, en la economía y en la naturaleza. Para luchar contra el cambio climático en 2016 varios países firmaron el Acuerdo de París y se comprometieron a trabajar para limitar el aumento de la temperatura global a menos de 2 grados.

14. Conservar y utilizar en forma sostenible los océanos, los mares y los recursos marinos para el desarrollo sostenible.

Los mares y los océanos no son solo fuente de vida, también son esenciales para el comercio y el transporte, pero, actualmente, la contaminación y la acidificación están causando cambios en los ecosistemas. Para lograr proteger mares y océanos es fundamental una regulación que sea efectiva y que controle la sobrepesca y la contaminación.

15. Gestionar sosteniblemente los bosques, luchar contra la desertificación, detener e invertir la degradación de las tierras y detener la pérdida de la biodiversidad.

Más del 30% de la superficie de la tierra está cubierta por bosques y los árboles son elementos esenciales para frenar el cambio climático.
En la actualidad, se destruyen 13 millones de hectáreas al año, lo que provoca desertificación. El reto consiste en proteger los bosques, gestionar el uso de los recursos de forma sostenible y reducir la desertificación.

El Zorro dijo...

Para usted 4:46 p. m. el sitio ideal es en las grandes superficies. Yo también lo pienso, así aprovecho y compro los productos del mes para la casa.