martes, 15 de octubre de 2019

VÍDEO: La secretaria del ayuntamiento de Jimena "Uñitas", la blanqueadora del narco y su armario de un millón de euros

Leído la Crónica del diario El Mundo. Por su interés reproducimos esta noticia.
-
LA HIJA DE LA 'BELLA' Y de un prominente político socialista del sur.
-
LAURA GARÓFANO
@lauragarofanoes

-
Su padre la aplaudió públicamente cuando sacó las oposiciones a secretaria de ayuntamiento, tras años de "sacrificio". Lista y guapa. Lo parecía tener todo. Pero la niña tenía una debilidad: los narcos, y ellos la convirtieron en su mejor tapadera

Cayetana lo tenía todo: inteligente, morena, ojos verdes, alta, bonita figura, buena familia, educada y estudiosa. Hasta para aprobar, con tan solo 26 años, una dura oposición A1 como secretaria de ayuntamientos. Tenía además un nombre y apellido difíciles de olvidar: Cayetana Marmolejo. Hasta finales de septiembre, era la secretaria del Ayuntamiento de Jimena de la Frontera. Soltera y sin hijos, a sus 30 años ganaba unos 2.500 euros mensuales, o 60.000 anuales brutos, como corresponde a un consistorio de menos de 20.000 habitantes. Más que suficiente para vivir con holgura en la provincia de Cádiz y permitirse sus caprichos.

Hoy Cayetana está en prisión preventiva y sin fianza en el módulo de mujeres de la cárcel de Botafuegos, en Algeciras, acusada de blanqueo de capitales y pertenencia a grupo criminal. ¿Su perdición? El amor: a su novio, pero también al lujo. Cayetana quiso ser la reina -consorte- del sur y su ambición la llevó al desastre.

En el restaurante bar Troyano, uno de los mentideros de su pueblo, no se habla de otra cosa. En La Línea de la Concepción también es la comidilla. Lo que más se repite es «tan inteligente y tan tonta» para haber sido capaz de echar por la borda todo lo que tenía, logrado en base a su esfuerzo.

La Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal de la Policía Nacional (UDEF) la sitúa como una de las principales blanqueadoras de dinero procedente del narcotráfico de hachís... que lideraba su novio, Juan de los Reyes Muiño, del clan gitano de los Pelúos de La Línea. Él también está acusado, detenido y en prisión preventiva, así como sus padres. Así que Cayetana y su suegra están juntas en prisión, en el mismo módulo de mujeres. A todos la Policía les ha destapado un patrimonio de unos cuatro millones de euros, sin percibir ni un solo ingreso declarado, porque excepto Cayetana, ninguno trabaja. Todos están acusados de los mismos presuntos delitos, aunque Los Pelúos cuentan con antecedentes por narcotráfico, extorsión y vuelcos de hachís a otros narcos.

La joven llevaba una doble vida que era, en realidad, un secreto a voces por el origen de las riquezas de las que presumía en su cuenta de Instagram, hoy cerrada, donde le gustaba ostentar. La pareja iba en verano a Ibiza, donde alquilaban yates y daban fiestas, disfrutaban de cenas regadas con champán francés en reservados de los mejores restaurantes... Así, la Policía no tardó en vincularla a un entramado delictivo en el que no falta hasta el cliché del blanqueo: casi medio millón de euros en premios de la lotería ganados en un corto espacio de tiempo.

A Cayetana, parece, le puede el poder y el dinero, aunque éstos provengan del lado oscuro y la hayan conducido a obviar el juramento que hizo en Jimena de cumplir con la Ley cuando tomó posesión de su cargo como secretaria judicial del Ayuntamiento.

En realidad, su actual pareja, Juan, no es el primer narco su vida. Ya estuvo antes en el lado salvaje: durante bastante tiempo fue la novia de Samuel Crespo, Samuelito, uno de los lugartenientes del clan de narcos Los Castañitas, quien se hizo famoso en toda España por ser a quien rescataron del Hospital de La Línea sus compañeros de banda a golpe de pistola.

La historia es conocida. Acompañado por la novia que sustituyó a Cayetana, dieron un tirón desde una moto y cayeron al suelo cuando eran perseguidos por la policía. A él, Samuelito, herido, lo trasladaron a Urgencias para luego detenerle. Los narcos, con armas de fuego, acudieron al hospital para llevárselo, evitando su detención. Paradójicamente, este suceso fue uno de los detonantes que hizo que el Ministerio de Interior, meses más tarde, implantase la UDEF de la Policía Nacional en el Campo de Gibraltar, la misma unidad de investigación de delitos fiscales que ha acabado con Cayetana en prisión y ha asestado un golpe mortal al clan Los Pelúos.

La UDEF golpea donde más le duele al narcotráfico para asfixiarlo: en el blanqueo de capitales. «Para el narco es mucho más doloroso que se le toque el dinero que lava que interceptarle una goma cargada de hachís», explican a Crónica.

Pero Samuel era ya historia para Cayetana cuando copó los telediarios y matinales de toda España. Ella tenía mucha más categoría y ya llevaba varios años con Juan. Su salto en el escalafón fue tanto cualitativo como cuantitativo, a tenor de los hechos.Hoy, con los hermanos Castañitas en prisión, Juan de los Reyes Muiño El Pelúo es para la Policía Nacional el principal narcotraficante de hachís en La Línea. Y para él, ella era un 10. Una paya guapísima, con pedigrí y una brillante carrera profesional, en comparación con otras chicas no tan perfectas como ella que había frecuentado hasta que la conoció. Además, le servía de cara a la galería para intentar explicar en cierto modo el tren de vida que llevaban... Hasta que la ostentación se los llevó por delante. «Ni un futbolista del Real Madrid es capaz de llevar su ritmo económico», explican a Crónica desde la UDEF.

Hija única, la guapa Cayetana se había criado mejor que bien. De pequeña estuvo muy arropada por su abuela paterna, Ana, mientras sus padres trabajaban. Su padre es Antonio Marmolejo, al que familiarmente llaman Nono, un histórico dirigente del PSOE andaluz. Fue delegado de Urbanismo de La Línea, parlamentario y hasta hace poco, y durante casi 20 años, asesor de la Cámara de Cuentas de Andalucía a propuesta de su partido. Su madre, Almudena García, conocida en la localidad como La Bella, se dedica a los negocios inmobiliarios en Sotogrande y tenía una tienda de ropa en La Línea que cerró hace escasamente un año, para abrirla en el garaje de su casa.

A la niña nunca le faltó de nada gracias a los altos ingresos familiares. Por eso, cuando sus padres, separados hace pocos años, se dieron cuenta del tipo de compañías con las que se relacionaba su hija, intentaron apartarla. Fue en vano. Enamorados, el noviazgo de Juan el Pelúo y Cayetana la Uñitas (le gusta exhibirlas, en plan Rosalía) estaba plenamente consolidado. La pareja, que lleva unida unos cinco años, alquiló un chalet junto al de Almudena, y él acabó teniendo una buena relación con la familia de ella. Hasta el punto de que Juan «legó a regalarle un coche a la madre las pasadas navidades», cuenta una conocida de la familia.

Cayetana empezó a salir con Juan... y a vivir peligrosamente. No sólo por su supuesta actividad delictiva: hace pocos veranos ambos tuvieron un grave accidente de coche en la carretera del Higuerón, en La Línea. A ella tuvieron que extirparle el bazo y por eso necesita medicación de por vida para prevenir infecciones. Su padre, Nono, tuvo que llevársela por la tarde a Botafuegos, el mismo día de su ingreso en prisión.

EL VESTIDOR DE CAYETANA
18 metros de longitud. Tiene tres armarios en su residencia, de seis metros cada uno. Prendas de Louis Vuitton, Gucci, Chanel, Dior... Buena parte sin estrenar siquiera. Hay bikinis de 700 euros, cinturones de 800 y bolsos de 8.000.POLICIA NACIONAL
El impresionante vestidor de Cayetana, en el chalet de Sotogrande que compartía con Juan El Pelúo, es ya toda una prueba de cargo. Se compone de tres armarios de seis metros de largo... cada uno. En él se acumulan prendas de Louis Vuitton, Gucci, Chanel, Dior... ropa, zapatos y accesorios. Gran parte está nuevo, sin estrenar y con sus etiquetas. Hay bikinis de 700 euros, cinturones de 800 y bolsos de 8.000 euros. El orden, por prendas, roza la perfección: la pareja tiene una interna en casa que se ocupa de que todo pueda aparecer en uno de esos reportajes de la biblia de las revistas del corazón. En esos 18 metros de longitud se acumulan prendas por un valor que roza el millón de euros. Su vestidor es a todas luces imposible de justificar legalmente para una chica que gana 2.500 euros y cuya pareja no ha trabajado en su vida. Cayetana realizaba compras on line, con su tarjeta, en webs de marcas de lujo. Pero sobre todo gastaba en las tiendas de Puerto Banús, en Marbella. Allí solía pagar en efectivo y en ocasiones solicitaba la factura. En seis meses llegó a gastar 22.000 euros. «Era comprar por comprar», cuenta una fuente de la investigación. Así es como Cayetana -presuntamente- blanqueaba el dinero de su novio.

La investigación policial ha durado un año. Al comenzar las pesquisas, lo que llamó poderosamente la atención de los investigadores fue la ausencia absoluta de movimientos de la tarjeta bancaria de Cayetana para afrontar gastos normales, cotidianos y periódicos, como repostar en la gasolinera, ir al supermercado o pagar la peluquería. ¿Otro dato sospechoso? El 90 por ciento de sus compras las pagaba en efectivo, para no dejar rastro.

A su puesto de trabajo como funcionaria, Cayetana llegaba cada mañana en otra adquisición, presuntamente, fruto del blanqueo: un Mercedes GLC negro, hoy intervenido policialmente junto con un Range Rover equipado al máximo. Iba de punta en blanco, maquillada a conciencia. Algunos en Jimena la llamaban con malicia La uñitas por sus cuidadas manicuras. «Su trato era cordial, es una chica agradable. Reservada, pero por un punto de timidez. Todos sabíamos lo que había, porque Jimena está cerca de La Línea y nos conocemos todos.... Lo intuíamos, pero no hasta este punto que se sabe ahora», cuentan quienes la conocen profesionalmente del Ayuntamiento.

Además del impresionante vestidor de 18 metros, durante el registro policial, encontraron escondidas fuertes sumas de dinero en efectivo. Entraron en varios domicilios, y también registraron el Bull Gym, un conocido gimnasio de La Línea, cuya propiedad es de una empresa puesta a nombre del padre de Juan.

OPERACIÓN TORO
La Policía tenía ya suficientes indicios de supuesta actividad delictiva como para efectuar las primeras detenciones: Cayetana, su novio y los padres de su novio. Pero ante los registros, los tres integrantes de la familia De los Reyes Muiño prepararon su huida. De hecho, los Pelúos huyeron, pero fueron convencidos por su abogado de que se presentaran en comisaría: una orden de búsqueda y captura sería fatal. Y allí mismo, padre e hijo, así como la madre, fueron detenidos. Fue imposible que justificaran el patrimonio millonario que atesoraban. «Todos hablaban de su tren de vida, y ellos pensaban que no se les iba a pillar», sostienen desde la UDEF, que ha trabajado de manera conjunta con la Agencia Tributaria en esta operación denominada Toro por el nombre del gimnasio.

La detención de Cayetana fue en su lugar de trabajo: en el Ayuntamiento de Jimena, por la mañana, y en plena jornada laboral. El revuelo fue mayúsculo. Ni opuso resistencia ni se quejó. La Policía le tomó declaración. «Venía bien aleccionada», dicen fuentes policiales de la investigación sobre la declaración de Cayetana. Se hizo una infanta: sostuvo a los agentes que ella se ganaba la vida, que no sabía a qué se dedicaba su novio y que no tenía nada que ver con lo que él hiciera o dejase de hacer.

Hace poco más de cuatro años, su padre escribía: «Queridos amigos, hoy es un día feliz. Yo no suelo expresar mis sentimientos aquí pero mi hija Cayetana, después de muchos esfuerzos -dos años y medio estudiando más de ocho horas diarias, todos los días menos los domingos- ha aprobado las oposiciones para habilitado nacional del grupo de secretario/interventores de ayuntamientos. Ha sacado el número 24 tras superar tres exámenes duros y competir con licenciados en Derecho y Económicas de toda España. Creo que hoy me voy a emborrachar. Me siento orgulloso de ella», escribió henchido de júbilo.

En Botafuegos, la reina consorte del sur tiene un comportamiento modélico: cumple con sus horarios y obligaciones como la mejor funcionaria y se encuentra tranquila, a la espera de un juicio que, de considerarla culpable, probablemente le cueste pena de prisión. Y la inhabilitación, durante muchos más años de los que le costó aprobar la oposición.
-
NOTICIAS RELCIONADAS:
-

- COSITAL muestra su repulsa a las opiniones publicadas en buceite.com contra la labor de la secretaria general del Ayuntamiento de Jimena

- Detenida la Secretaria General del Ayuntamiento de Jimena por narcotráfico

- El juez manda a prisión a la secretaria general del Ayuntamiento de Jimena por blanqueo de capitales

- La secretaria municipal del ayuntamiento de Jimena que acabó implicada en el narco

- Tres millones de euros de patrimonio sin trabajar: la ostentosa vida de los narcos en el Campo de Gibraltar

-

5 comentarios:

E. Alonso dijo...

Últimamente no tengo ganas de escribir comentarios, pero en este caso creo que es mi deber de dar mi opinión.

¿Por qué una persona con una situación laboral y salarial tan alta, se pasa al lado oscuro? Solo podemos obtener la respuesta en su infancia.

¿Qué conceptos éticos, humanos y sociales recibió en su infancia (familia, escuela, amistades)? A una persona que en su infancia le enseñan los grandes valores que genera el trabajo, el respeto a la ley y sobre todo el amor al prójimo, nunca tendría la tentación de vivir en un nivel social y económico muy por encima de lo que le da su sueldo y su esfuerzo. Sobre todo que para conseguir ese súper estatus sea por medio de los recursos económicos que genera la droga.

¿Como es posible que personas que compran tantas cosas innecesaria y superfluas con el dinero de la droga, no piensen y reflexione que ese dinero es de sangre? ¿Cuantas familias están destrozadas por culpa de la droga, para que otras vivan a todo postín?

Debemos de cuidar e inculcar nuestros grandes valores a nuestros hijos y nietos para evitar que pasen al lado oscuro.

Anónimo dijo...

👏👏👏👏👏

Anónimo dijo...

Estoy contigo Enrique. Esta niña creció con una falta evidente de valores éticos y morales. Se lo dieron todo sin enseñarle el trabajo de conseguir las cosas ni inculcarle el más mínimo sentimiento de empatía por los demás y así le ha ido.

Anónimo dijo...

¿Quien os creéis para valorar cómo criaron sus padres s la hija?
Cada uno lo hace lo menmjor que puede. La culpa de lo que hace es de ella. No den sus padres.

Anónimo dijo...

La culpa es de ella y de sus circunstancias (educación familiar, escolar, amistades, dinero, tecnologías ...)todas estas circunstancias nos hacen ser lo que somos, con nuestros principios y valores.