domingo, 2 de abril de 2017

"La casta Susana o Susana la de la casta de Fontaneros", por Gonzalo Polo

Nota preliminar: Tengo grandes y viejos amigos fontaneros a quienes respeto profundamente y mi único reproche es que siempre me cobran la visita, aunque vivan enfrente. Lo de la casta de fontaneros es autoría de la señora Díaz.

Susana Díaz nació en Andalucía en 1971 y con sus cuarenta y seis años (una excelente edad en la que el sexo adquiere un nivel de disfrute sublime, lástima que quienes hemos superado esas edades sufrimos el efecto irreversible de la gravedad en nuestra libido), podría convertirse en la primera primera presidente del mediocre Gobierno de España.


Estudió Derecho en la Universidad de Sevilla y nunca ha ejercido, algo muy habitual en nuestra sociedad, y tampoco nunca ha trabajado fuera del PSOE, algo menos habitual en nuestra sociedad. Con diecisiete años ya era la Secretaria General de las juventudes socialistas, soñando con que algún día fuese arropada por los grandes dinosaurios y que sería cubierta por el manto poderoso de los dioses del socialismo y la política.

Trianera que es, consiguió disfrazar a Curro Romero de rey Baltasar para la cabalgata del año en que se iniciaba el siglo XXI, siendo ella concejala de Juventud, Empleo, Recursos Humanos y  delegada del distrito Triana-Los Remedios en el ayuntamiento de Sevilla, para saltar del coso de La Maestranza a un sillón en el Congreso de los Diputados y de ese sillón al Parlamento de Andalucía, siempre por Sevilla ¡qué maravilla!.

También sentó sus posaderas en el Senado, representando a Andalucía. Colocada por Griñán en más cargos y bla, bla, bla, es elevada a la Presidencia de la Junta de Andalucía en 2013 y en 2016 participa en el "golpe de estado legal" que derroca al pobre Pedro Sánchez, para presentar su candidatura a la Secretaría General del PSOE, el pasado 26 de marzo, enarbolando la bandera del socialismo de derechas.

Y hasta aquí el ridiculum vitae de la señora Díaz, una mujer mediocre en un sistema donde triunfa lo mediocre, con aspiraciones a ser la primer Presidente del mediocre Gobierno de España.

Y yo me pregunto ¿es que no hay mujeres inteligentes en todo el estado español para ser presidente del gobierno? Sin duda las hay y muchas, pero la inteligencia es incompatible con el desgobierno de este mediocre país.
-
Escrito en Jimena de la Frontera, un 24 de diciembre de madrugada.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

En verdad disfruto con tus escritos pero te sobra ese afan de ridiculizar a los demas.

Llámame Moisés dijo...

No es ridiculizar, es una manera distinta de contar. Lo que aquí publico es real, no me lo invento.
Gonzalo Polo

Anónimo dijo...

Mujeres Presidentas si habrá, pero Presidentes pocas.

Llámame Moisés dijo...

Esto es lo que dice la RAE respecto a presidenta
7. f. coloq. Mujer del presidente.
Sería interesante que estudiases lo que es el participio activo y entonces tal vez lo entenderías.
G. Polo

Anónimo dijo...

No es una cuestión de la RAE (que por cierto esta llena de carcas) sino de como se habla en la calle, puede que tu hables un castellano puro (cosa que dudo) pero lo normal es hablar el español y aquí el andaluz. Cuando tengas dudas del uso del femenino, pregúntale a un niño o a una niña, te sorprenderás.Te guste o no Susana Díaz es la Presidenta de la Junta de Andalucía y si gana las primarias y después las elecciones generales será la Presidenta del Gobierno y no la Presidente. Ah, y no te vayas a 7ª acepción.